LA IMPORTANCIA DE LAS VITAMINAS

Las vitaminas son sustancias presentes en los alimentos, en pequeñas cantidades son indispensables para el correcto funcionamiento del organismo. Estas son extremadamente importantes para la actividad normal del cuerpo y su función principal es facilitar las reacciones químicas que ocurren en él. Es importante aclarar que los micronutrientes no le proporcionan energía al cuerpo.

Las vitaminas se dividen en dos grandes grupos: Minerales y Vitaminas.  

Las vitaminas son esenciales para el funcionamiento normal del metabolismo (crecimiento y desarrollo) y para la regulación de la función celular. Las mismas, junto con las enzimas y otras sustancias, nos mantienen en estado saludable. Existen dos tipos de vitaminas, las liposolubles (solubles en grasa) o hidrosolubles (solubles en agua).

Las vitaminas B y C son solubles en agua; las verduras de hoja verde son ricas en vitamina B, mientras que la vitamina C se encuentra en abundancia en las frutas cítricas. Las vitaminas liposolubles incluyen las vitaminas A, D, E y K. Los alimentos ricos en estas vitaminas son: los vegetales de hoja verde, la leche y los productos lácteos y los aceites vegetales. 

Los minerales se encuentran en forma ionizada en el cuerpo. Los que se necesitan en mayor cantidad son el calcio, potasio, hierro, sodio y magnesio. El hierro es un componente de la hemoglobina que está presente en la sangre. Por otro lado, los que se necesitan en menor cantidad son el cobre, zinc, cobalto, cromo y fluoruro. 

La deficiencia o carencia de vitaminas en la alimentación puede producir trastornos, mientras que una ausencia total de vitaminas en la dieta puede provocar enfermedades graves como el escorbuto. 

En esto radica la importancia de incluirlos en tu alimentación.

Menú
Abrir chat
¿Quieres hacer un pedido?